La fórmula Fernández-Fernández cierra la campaña en Rosario y Córdoba

Por

Alberto Fernández hace apuesta doble en la provincia de Schiaretti. Cristina Kirchner refuerza el voto bonaerense. Los dos compartirán escenario en suelo santafesino.

Quedan solo cinco días antes de la veda electoral, que comienza el próximo viernes a las ocho de la mañana. En estas últimas horas de campaña, Alberto Fernández y Cristina Kirchner insistirán con discursos centrados en cómo sortear la crisis económica en caso de que lleguen a la presidencia. La palabra “Leliq” por la que el candidato presidencial fue cuestionado también estará presente. “Con los intereses de las Leliq se puede reconstruir el país”, insisten en el equipo de campaña del Frente de Todos.

Alberto Fernández se volverá a mostrar en público con su compañera de fórmula el jueves en Rosario. Minutos antes del cierre de campaña, estará en la Facultad de Derecho de esa ciudad para la firma de los compromisos que sellará con cada gobernador peronista. Llegará a la ciudad santafesina en auto. Saldrá el martes desde Buenos Aires y hará paradas en algunos distritos de la primera sección electoral. Después del cierre de campaña conjunto seguirá hacia Córdoba. Ayer, el candidato presidencial cerró su tercera visita de dos días en el interior provincial con un acto en el predio de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC), donde criticó la gestión del actual gobierno nacional al sostener que “gobierna para unos pocos”.

Fernández está convencido de que los resultados de la noche del 11 de agosto en esta provincia pueden ser la claves (además de la victoria en el territorio bonaerense) de su triunfo. Ya asegura que logró achicar la distancia que Mauricio Macri le sacaba. Por eso, decidió que regresará a la provincia gobernada por Juan Schiaretti el jueves, último día antes de la veda. El candidato presidencial tendrá su propio cierre allí, en donde consiguió el apoyo de algunos intendentes que responden al gobernador, que decidió no apoyar a ninguna fórmula presidencial en público.

Mientras Alberto regresaba de Córdoba, Cristina hizo la última presentación del libro Sinceramente. Este acto sirvió para hacer una de las fotos más importantes de la campaña. Por primera vez después 11 años, la ex presidenta se volvió a mostrar junto a Sergio Massa, ahora candidato a diputado nacional.

En la primera imagen que se difundió también estuvo el candidato a gobernador, Axel Kicillof, y su compañera de fórmula, Verónica Magario; y la postulante a diputada provincial, Malena Galmarini. “Los que nos habíamos distanciado y nos volvimos a juntar fue porque es más importante la Argentina que nuestras diferencias. Ya nos dimos cuenta de que cuando nos peleamos entre nosotros nos devoran los de afuera”, fue la frase con la que la candidata a vicepresidenta cerró el discurso. Minutos antes, Cristina había apuntado a Mauricio Macri y a María Eugenia Vidal. “Quiero discutir esto de que si estamos en el medio del río”, dijo sobre la frase del Presidente que días atrás sostuvo: “Estamos a mitad del río entre el pasado que no da ninguna solución y el futuro que nos merecemos”.

La ex presidenta agregó: “Cuando Macri llegó al gobierno y Vidal a la gobernación, los argentinos y los bonaerenses estábamos en tierra. Los empresarios en sus empresas, los comerciantes en sus comercios, los chicos iban al colegio a estudiar, no a comer, los científicos estaban en el Conicet. Todos estaban en tierra y haciendo sus cosas y viviendo su vida. Y de repente, ya que de fenómenos meteorológicos quieren hablar, vino el tsunami sobre la vida de todos”. Cristina dedicó gran parte de su discurso a la provincia de Buenos Aires y mencionó en distintas oportunidades a Kicillof. “Si la Provincia pudiera estar gobernada por alguien con conocimiento de la economía en articulación con el gobierno nacional, seríamos imparables en serio”, dijo sobre su ex ministro de Economía.

También podria interesarte