Los once cargos clave en la Justicia que deberá cubrir el próximo presidente

Por

El próximo Presidente de la Nación –Mauricio Macri si es reelecto o Alberto Fernández si gana, los principales candidatos según las encuestas– tendrá que cubrir cargos clave para la justicia. Y también para la política. Son asientos en los que se deciden las causas por corrupción de los ex y actuales funcionarios.

El perfil de los postulantes puede cambiar si quien tiene que nombrarlos es Macri o Fernández y por la disputa electoral los nombres que ya propuso el actual mandatario están frenados, tendencia que parece que continuará hasta el próximo gobierno. Entre los cargos a cubrir hay 11 que tienen especial relevancia.

Procuración General de la Nación

Su titular es el jefe de los fiscales nacionales y federales. Su rol es desde el mes pasado central porque comenzó a regir el nuevo Código Procesal Penal que establece el sistema acusatorio en el que la investigación penal está en manos de los fiscales.

El cargo está vacante –interinamente lo ocupa Eduardo Casal– desde diciembre de 2017 cuando renunció Alejandra Gils Carbó. Macri propuso a Inés Weinberg, jueza del Tribunal Superior de Justicia de la ciudad de Buenos Aires al que llegó durante la gestión de Macri como jefe de Gobierno, pero su pliego está parado en el Senado que debe aprobar su nombre. Es porque el peronismo puso reparos y no da los votos para aprobarlo, esenciales porque tienen la mayoría.

En esa situación está desde mediados del año pasado pero el oficialismo no retiró la postulación. Si Macri es reelecto podrá volver a insistir en la negociación política con el nombre de Weinberg. Si Fernández gana podrá retirar la postulación y proponer a otra persona.

Comodoro Py

En la avenida Comodoro Py 2002 está el edificio judicial que desvela al poder. Son los jueces federales de la Capital Federal que tienen a su cargo las causas de corrupción. Y también el manejo de los tiempos de esos expedientes. En Comodoro Py hay siete lugares sensibles que el próximo presidente deberá cubrir: dos en la Cámara Federal, que revisa todas las investigaciones, y cinco en los Tribunales Orales Federales, los encargados de los juicios.

Los siete cargos están ahora bajo concurso en el Consejo de la Magistratura de la Nación, el órgano encargado de la primera etapa de la selección de los jueces nacionales y federales. La segunda corresponde al Poder Ejecutivo y la aprobación final del candidato al Senado.

En la Cámara hay hoy cuatro jueces –Martín Irurzun, Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens (los tres últimos designados por Macri)– y dos vacantes. El concurso por esos lugares está parado en el Consejo. El diputado del Frente para la Victoria Eduardo “Wado” De Pedro tiene demorado desde diciembre pasado la entrega del puntaje de los antecedentes de los candidatos.

“Es muy difícil que ese concurso se termine este año”, le dijo a este medio uno de los consejeros que trabaja en el tema. El dato no es menor. Si el concurso concluye y el Consejo manda al Poder Ejecutivo la terna de candidatos, el Presidente solo puede elegir entre esos nombres a su postulante. Eso condiciona las opciones que son más cuando el concurso está en trámite.

También podria interesarte