Los peligros del monóxido de carbono

Por

“Estamos fuera de peligro”, fue el mensaje de María Fernanda Callejón, exintegrante de Polémica en el bar, en diálogo con Nosotros a la mañana. Fue noticia que la actriz y su familia fueron dados de alta por haberse intoxicado el sábado con monóxido de carbono. La feliz resolución de esta posible tragedia avivó una alarma que resuena todos los inviernos.

Según el sitio oficial de la Cámara de Diputados de la Nación, la intoxicación por monóxido de carbono (CO) constituye la causa más frecuente de envenenamiento para todas las edades y entornos sociales, tanto en nuestro país como a nivel mundial. El informe publicado afirma que el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud, durante el año 2018 registró 2600 de intoxicaciones por CO en todo el país y que el Ministerio de Salud de la Nación estima unas 250 muertes por año debidas al CO.

Qué es el monóxido de carbono y cuáles son los síntomas por su inhalación

El monóxido de carbono (subproducto de la combustión incompleta) es una sustancia tóxica y altamente peligrosa, ya que no es detectable a través de los sentidos. Carece de olor, sabor y color. Tampoco irrita los ojos ni la nariz.

Si se respira, aunque sea en moderadas cantidades, el monóxido de carbono puede causar la muerte por envenenamiento en pocos minutos.

Los posible síntomas que se pueden manifestar ante su inhalación son: dolor de cabeza, náuseas o vómitos, mareos, acompañados de cansancio. También puede provocar letargo o confusión, desmayo o pérdida de conocimiento, alteraciones visuales y hasta convulsiones o un estado de coma.

Una vez respirada una cantidad bastante grande de monóxido de carbono la única forma de sobrevivir es respirando oxígeno puro.

Cómo prevenir las intoxicaciones con monóxido de carbono

Es importante recordar las siguientes recomendaciones: controlar las instalaciones y el buen funcionamiento de artefactos, así como también mantener los ambientes bien ventilados.

Para alertar la presencia del monóxido de carbono, existen unos detectores que suelen instalarse en la pared, cerca del suelo, para poder enchufarse a las tomas de corriente. Dependiendo del aparato, pondrá en marcha una alarma o una advertencia de voz para prevenir la inhalación.

También podria interesarte