Un nadador olímpico italiano salvó a un turista

Por

El nadador olímpico Filippo Magnini se convirtió en un héroe casi por casualidad. El domingo el atleta italiano ganador de una medalla de bronca en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 salvó a un hombre recién casado de morir ahogado en el Mar de Cerdeña, donde pasaba sus vacaciones.

Se trata de Andrea Benedetto, de 45 años, quien se encontraba junto a su pareja en la cercanía de la playa de Cala Sinzinas, en el este de Cagliari.

El hombre cayó al agua desde el unicornio inflable en el que se encontraba. Los gritos desesperados de su pareja alertaron a Filippo Magnini, campeón mundial y medallista olímpico para su país, que lo socorrió y lo mantuvo a flote hasta la llegada de los rescatistas.

“Hice lo que tenía que hacer, es decir, nadar lo más rápido posible para atraparlo a tiempo y salvarlo. Lo importante es que esté a salvo ahora”, dijo Magnini de 37 años, según consignó el diario Corriere dello Sport de Italia.

“Tenía grandes dificultades. En un momento dado se asustó, se atascó y tragó un poco de agua. Cuando lo alcancé ni siquiera podía hablar y no era fácil cargarlo en el bote, así que lo pusimos en el colchón doble de otros bañistas que estaban cerca”, precisó el medallista.

El turista fue reanimado en la playa, donde lo esperaba un médico, y trasladado a un hospital cercano donde se encuentra fuera de peligro, según informaron medios italianos.

También podria interesarte