Farré tenía dos celulares en su celda y hostigaba a testigos

Por

La justicia le secuestró al femicida Fernando Farré, condenado a prisión perpetua por el crimen de Claudia Schaefer en 2015 en un country de Pilar, dos celulares en su celda del penal de Bahía Blanca, luego de que una fiscal y la querella denunciaran que el condenado hostigaba por redes sociales a testigos de la causa, la hermana de la víctima y hasta a una de sus hijas.

La justicia le secuestró al femicida Fernando Farré, condenado a prisión perpetua por el crimen de su mujer Claudia Schaefer en 2015 en un country de Pilar, dos celulares en su celda del penal de Bahía Blanca, luego de que una fiscal y la querella denunciaran que el condenado hostigaba por redes sociales a testigos de la causa, la hermana de la víctima y hasta a una de sus hijas, informaron hoy fuentes judiciales.

El allanamiento se produjo el jueves pasado en el sector B del módulo de la Unidad 4 de Bahía Blanca del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), destinado a pacientes de riesgo ante el coronavirus, donde Farré (56) cumple su condena.

De acuerdo al acta de secuestro realizada por funcionarios del SPB -y a la que Télam tuvo acceso-, al femicida le encontraron el celular marca Samsung modelo Core Prime SM-G361F que tenía registrado de manera oficial desde el 15 de abril a partir de la resolución que permitió a los presos tener teléfonos móviles por las suspensión de la visitas ante la pandemia, pero además le secuestraron un segundo aparato clandestino también marca Samsung modelo J2 Prime SM-G532M.

La justicia le secuestró al femicida Fernando Farré, condenado a prisión perpetua por el crimen de su mujer Claudia Schaefer en 2015 en un country de Pilar, dos celulares en su celda del penal de Bahía Blanca, luego de que una fiscal y la querella denunciaran que el condenado hostigaba por redes sociales a testigos de la causa, la hermana de la víctima y hasta a una de sus hijas, informaron hoy fuentes judiciales.

El allanamiento se produjo el jueves pasado en el sector B del módulo de la Unidad 4 de Bahía Blanca del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), destinado a pacientes de riesgo ante el coronavirus, donde Farré (56) cumple su condena.

De acuerdo al acta de secuestro realizada por funcionarios del SPB -y a la que Télam tuvo acceso-, al femicida le encontraron el celular marca Samsung modelo Core Prime SM-G361F que tenía registrado de manera oficial desde el 15 de abril a partir de la resolución que permitió a los presos tener teléfonos móviles por las suspensión de la visitas ante la pandemia, pero además le secuestraron un segundo aparato clandestino también marca Samsung modelo J2 Prime SM-G532M.

También podria interesarte